fondo

domingo, 21 de octubre de 2012

¿POR QUÉ LLUEVE?

Esta semana hemos estudiado EL CICLO DEL AGUA
Para que les lo entendiesen bien  le contamos un cuento
 "LA GOTITA CLARITA"
 
Érase una vez una gota de agua, que se llamaba Clarita. Acababa de llegar al mar llevada por la corriente de un río. Todas sus amigas, las otras gotas de agua, que viajaban en la corriente del río, se habían separado. Clarita se había perdido. Las gotas de agua de mar la miraban raro.

Clarita era pura y cristalina, no tenía sal. A las gotas de agua de mar no les gustaba nada que ella fuera diferente. Clarita se sentía tan sola y triste, que siempre estaba en la superficie del agua, para ver si encontraba a sus amigas, las otras gotas de agua de río. Tantas horas pasaba en la superficie, que con el calor del sol, se calentó tanto tanto que desapareció, es decir, se evaporó, dejando la superficie del mar y subiendo a formar parte de las nubes. (Evaporación)

Clarita estaba encantada. Nunca se había evaporado antes y le sorprendió muchísimo la sensación de volar. Clarita estaba en la gloria, en estado gaseoso, dentro de la nube, junto a miles de gotas más. El viento, que era muy juguetón, movía a todas las nubes suavemente. Volaban sobre pueblos, bosques, ciudades, montañas... ¡Era maravilloso! (Condensación)

Pero un día, de repente, su nube ¡PAMM! chocó con otra nube. Una descarga eléctrica, con mucha mucha luz llamada relámpago, iluminó el cielo y un tremendo ruido, el trueno, agitó con mucha fuerza a las dos nubes. Tras el choque, muchas gotas cayeron de la nube, entre ellas, nuestra amiguitaClarita. (Precipitación)

La luz del sol iluminaba cada una de las gotas que caían, formando brillantes colores. ¡Era el arco iris! Clarita alucinaba con tanta belleza, pero la velocidad de la caída era tremenda. Clarita estaba asustada. No sabía dónde iba a caer. Algunas gotas cayeron en árboles y en la tierra, otras en las personas que caminaban y Clarita finalmente terminó en un rio. “¡Ay que bien!” pensó Clarita, “podía haber sido peor”.

Las gotas que cayeron en los árboles y en la tierra muy pronto empezaron a penetrar la superficie de la tierra, hasta llegar a unas corrientes de agua subterráneas que las transportaban como en un tobogán. Mientras tanto en el río, Clarita se unió a otras gotas de agua que eran como ella, no tenían sal. Pero aquel río era muy correntoso y pronto las devolvió nuevamente al mar encontrándose de nuevo con sus amigas que corrían por las aguas subterráneas. (Infiltración)

Clarita, ahora, sí era feliz, esta vez cuando llegó al mar, sus amigas no se separaron y pronto entendió que todas ellas hacían parte de un ciclo fundamental para la vida en la tierra que pronto comenzarían a recorrerlo de nuevo.
FIN
 
 
Además, vieron el siguiente video y estamos aprendiendo la canción.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada